Ninel Conde se dejó manosear de Rodner y Lili, pero Raúl se quedó con las ganas